martes, 2 de febrero de 2010

Amelia de Querol Orozco




Amelia de Querol Orozco nació en Ferrol allá por los años sesenta.

Aprendió a leer con un poemario en las manos y ha bebido de las fuentes de la poesía toda su vida. Aunque lectora compulsiva, empezó a escribir de forma constante con ya bastantes años sobre las espaldas: poesías, cuentos y relatos breves, en la intimidad, y artículos de opinión, cara al público. Durante más de dos años, todos los jueves, sus crónicas y opiniones han sido publicadas en el Diario de Ferrol donde contaba con una columna propia y, de forma puntual, en La Voz de Galicia.

En Internet empezó a desarrollar una frenética actividad literaria, colaborando en diversas páginas de contenido social y político donde ha ido dejando multitud de artículos, así como en múltiples foros de literatura, en los que ha recibido distintos galardones por sus obras. Ha dirigido y moderado tertulias literarias multiconferencia en la red. Actualmente mantiene activos varios blogs literarios.

Paralelamente ha colaborado como tertuliana, con cierta periodicidad, en radio Intereconomía, en dos programas, “A Fondo” y “En el país de la maravillas”.

Ha participado con obras poéticas y relatos en diversas revistas, entre ellas la revista alternativa "Infierno suave" y en "Ariadna".

En colaboración con otros poetas, ha participado en varios recitales y encuentros de poesía, entre ellos, un recital multiautor con motivo de la presentación de la poeta gallega Carmen Patiño, en la Real Academia Gallega (Museo Pardo Bazán) en la Coruña; Recital poético-musical organizado por la “Orden Tercera de San Francisco” de la ciudad de Ferrol (en dos ocasiones); Encuentro literario de hermanamiento entre poetas extremeños y gallegos en la ciudad de Badajoz; Recital poético monográfico con motivo de la presentación de la pintora ferrolana Carmen Leal, en acto organizado por el Excmo. Ayuntamiento de la ciudad departamental.

Es miembro de Poetas del mundo y R.E-M-E.S. (Red Mundial de Escritores en Español )


CÁCERES, PERFUMADA EN GESTAS



Desde Torre Bujaco
Cáceres sueña.

El Castrum, -Qasrish-,
se perfuma en glorias y añoranzas;
despierta de un sueño arcano
que besa, teñido de bronces y armaduras,
el silencio de la piedra.

Alargadas sombras
se enredan entre los dedos de tiempo
dibujando musgos y jaspes en los rincones
húerfanos de luz,
y filigranas de cobre
en las alturas,
en aquellas que roban besos al sol
y se complacen en recordar la historia

Granítica aventura,
la gesta de los hombres
se cincela, a golpes, en los palacios,
en atalayas y en baluartes...
y nos habla del mar ¡tan lejano!
con un guiño de salitre y brea,
de espejismos y azadas
en aquellas naves que llevaron a sus hombres
hacia otras tierras.

Y allá, extramuros,
se acicala el campo que la circunda
y que se rinde a la belleza de su nombre.
En la dehesa, huelen los años
a tierra pronta para la vida...
Se adorna el brezo,
se maquillan las amapolas
y los hinojos, jara y torvisco,
besan las tapias de gala blanca
haciendo nido, con las cigüeñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada