martes, 16 de febrero de 2010

Milagrosa Ortega Rodríguez


Milagrosa Ortega Rodríguez. Badajoz, 1959.

PREMIOS:

- De poesía “Oliva de la Frontera”.
- Accésit al premio de poesía “Jerez de los Caballeros, modalidad Soneto”
- Finalista, dos años consecutivos, en el certamen de cuentos ilustrados de la “Diputación de Badajoz”.

PUBLICACIONES:

- “Hija de la muralla”, relato, en el Boletín de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes.
- “Leyendas de un dragón”, cuento, por el Ayuntamiento de Badajoz.
- “El color de los enigmas”, poemas, por Lusitania Ediciones.
- “En el centro cuadrado del poema”, poemas, por Gran Café Victoria.
- “Eso que no es amor”, poemas, por Gran Café Victoria.

Con otros autores:

- “Voces de aquí”, poemas, Lusitania Ediciones
- “Historias con música”, relatos, Lusitania Ediciones.
- “El vuelo de la palabra”, por Ayuntamiento de Badajoz desde el año 2000, ediciones de poesía y cuento.
- “El otoño literario y solidario”, poemas, por Asociación de vecinos de “Santa Marina”.
- “Poetas en La Regenta”, por Café La Regenta
- “Antología de poetas extremeñas”, por Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura.
- “Somos dos con dignidad”, relatos, EDICIÓN DE Manuel Ramos López

RECITALES

Decenas de recitales, en colaboración con otros poetas y en solitario, avalan su demostrada afición por la literatura y la poesía en particular, siendo los más destacados:

- Ateneo madrileño, presentada por Francisco Lebrato Fuentes.
- Aula-Hoy.
- XXV Aniversario de la librería “Balboa” en Oliva de la Frontera.
- Semana cultura de Santa Lucia organizado por la ONCE.
- “Gazpacho de versos”, junto con Julián Mojedano Múñoz.
- “Mi verso y tu voz”, organizado por la Sociedad Económica de Amigos del País de Badajoz.
- Los recitales en el café “La Regenta” y en el “Gran Café Victoria”

PRESENTACIONES DE LIBROS: José Manuel Sito Lerate, Irene Sánchez Carrón, José Manuel Vivas, Juan Sánchez Garcia, Jesús Feijoo, etc.

HOMENAJES A ESCRITORES, ESCULTORES, PINTORES, MÚSICOS…



CÁCERES, LA CIUDAD DE PIEDRA

Sería una inconsciencia
al paso de las sombras
de cuantos por allí pisaron
dejar de concebirlos
como una piedra más de cada casa.
En los balcones defensivos
matacanes que un día revelaron
secretos inconfensables
se asoma la inocencia
de una triste doncella
y tiembla el velo sutil de la joven
por entre las rejas infames
de una antigua ventana.

LA CASA DEL MONO

¿Y si me sintiera más a gusto
en la casa del mono,
el que a lomos del pretil, encadenado,
se une, sin remedio, a su destino
por no creerme diferente?
Un día descubrió, negro, el hombre
la injusta existencia de este mundo.
Es una posibilidad el misterio
de los elementos que nos atan
y las cadenas pueden sujetarnos
para no caer en el abismo,
la duda perspicaz nos alimenta
y el mono permanece.

EL ALJIBE

Sediento penetra por un hueco
se baña, febril, bajo los arcos
un rayo de luz como una espada.
La sangre se diluye muy pronto
y un guerrero crece de repente
en el capitel de una columna,
bebe con los labios un sorbo
y el juego de las manos en el agua
llama a la contienda sin descanso.
La alcazaba reina de memoria
una ciudad hoy solo paseada
mientras el aljibe duerme…
reposa oculto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada