martes, 16 de febrero de 2010

Martha Senovia Velásquez





Martha Senovia Velásquez
La Poesía me llegó, como llegan las cosas trascendentales que cambian nuestra visión y nuestro sentir hacia la vida.
Mi poesía llega al lector con sencillez y transparencia, se ofrece accesible, descomplicada y despojada de brillos inútiles. Mis palabras son ante todo, testimonio de un vivir cotidiano y una confrontación son las situaciones propias del ser en la soledad, en el amor y el desamor; las heridas que el tiempo y el mundo infligen al espíritu.


Nací un 27 de Enero, en un pequeño pueblo Colombiano. Allí donde la primavera es eterna compañera. Me gradué en el Magisterio y en Artes Plásticas. Actualmente me desempeño como Profesora de Educación Artística.

Realicé Escuela Poética y Narrativa con los poetas y escritores colombianos: Mario Escobar Velásquez, César Herrera, Juan Manuel Roca, William Ospina Con el poeta Juan Calzadilla de Venezuela y Clemente Padín de Uruguay (poesía Experimental)

Algunos de mis logros:
En 1996 se publicó mi libro “HERIDAS Y OTROS POEMAS” y ANTOLOGÍA POÉTICA DE SABANETA” 2004.
He publicado en revistas de Poesía y Periódicos de mi ciudad, Medellín
Primer Puesto en el Concurso Nacional de Poesía Inédita 2003
Tercer puesto en el Primer Concurso de cuento Gay en Medellín. 2004
He obtenido varios premios en los foros de Poesía: Poetas Universales, Somos Poesía, Piensa en verso.






CÁCERES, CIUDAD INMORTAL
(Musa)


Estos versos que a Cáceres le escribo
son fragmentos de mi alma de poeta
que llevo con palabras, cual profeta
en mensaje de amor, lo que percibo

No conozco la tierra y la describo
un plácido lugar con su hermosura,
en la magia de ayer que aún perdura,
en el tiempo y su paso progresivo.

Es ciudad cultural de Extremadura
de belleza inmortal sus construcciones,
que revive en fulgor de bendiciones,
la historia medieval que transfigura
al orgullo del hoy, su arquitectura.

Es vivir en tu suelo una quimera,
es soñar con mi afán de aventurera,
caminar entre viejas callejuelas
a la luz de preciosas candilejas,
dejando en ti, mi eterna primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada