viernes, 29 de enero de 2010

Eladio San Juan Brasero






Eladio San Juan Brasero, nace en Navalmoral de la Mata (Cáceres)
El 20 de abril de 1945. Desde muy joven emigra a Suiza y posteriormente a Francia. Regresa a España y trabaja como funcionario en Barcelona. En 1986 se establece en Madrid, fijando su residencia en esta Capital donde permanece hasta la actualidad. Realiza varios viajes a Extremadura para no perder contacto con la tierra a la que ama con todo su corazón.
Publica el libro de poemas,”Hojas de mi pensamiento” (1996), “Entre el amor y la distancia” poesía (1997), “Relatos para el recuerdo” prosa (1998). En 2001, colabora con varios poetas de la emigración en el libro de poesía, “Poetas en la emigración”, subvencionado por el Ayuntamiento de Parla y promovido por el Centro Cultural “Carolina Coronado”. Publica también, “Un reflejo en la diáspora” poesía (2004), “Letras flamencas” poesías y canciones (2005). En la actualidad prepara otro libro de poemas y varios cuentos. Ha escrito sobre Cáceres evocado “Tres caballeros en Cáceres” prosa y poesía.
Ha participado en numerosos recitales en Casa regionales extremeñas. Ha sido pregonero en varias ocasiones.
Es socio de la Asociación Cultural Beturia en Madrid, Socio de honor del Centro Cultural extremeño “Carolina Coronado” de Parla y Socio de APLEX.
Ha ganado varios premios de poesía y de prosa, entre ellos: el de “Los Hermanos Caba”, “García Plata de Osma”, “Casa de Andalucía en Getafe, etc.
Es autor de la obra, poético-flamenca: “Aromas para Lorca”.
Los temas principales de su poesía son: “Extremadura nuestra tierra, la Mujer en su carne y misterio, y la sociedad, con sus dolores e injusticias”.
Le gusta decir: Extremadura es una fuente de agua fresca y yo ese peregrino que camina hacia su encuentro con los labios heridos por la sed.
En la actualidad preside el Ateneo Cultural y Social de Arroyo de la Luz (Cáceres).




LA OFRENDA
A Cáceres.

Fulgurando en la piedra, estremecida,
vas dejando en el arte tu legado
y en gloria del presente y del pasado,
te izas al perfil, siempre ofrecida;

Y aunque te grita el alma conmovida
los siglos de paciencia en el costado,
te derramas de amor por el amado
entregando tu cuerpo de por vida.

Hay una voz de lumbre que se empeña
en salir de la piedra y darte alas
para decirle al mundo tu cultura.

Te corona el orgullo de extremeña
con ese cielo añil que nos regalas
para llevar la luz de Extremadura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada